Gerogelato protagonista en el desarrollo del Concept Gelato Express, que está irrumpiendo fuertemente en el mundo de la Heladería Artesanal….

Tanto en el producto como en la tecnología, Gerogelato está contribuyendo directamente a la mejora del modelo de negocio, con próximas aperturas en España.

Gerogelato protagonista: lo que no es un Gelato

En la realidad cualquier establecimiento que tenga un pequeño laboratorio se declara al público como “ artesano”.

Muchas veces suportado por una creciente, y luchadora industria de productos semielaborados, que ha estado en esos años disminuyendo y desprestigiando la imagen del helado artesano en el mundo, persiguiendo el único interés de vender productos e incrementar beneficios.

Marcas conocidas que no mencionaremos, han estado empujando en los últimos 20 años una idea de helado artesano bastante artificial.

Difundiendo progresivamente productos comerciales lejanos a los parámetros de genuinidad y naturalidad que pertenecen a la verdadera tradición del helado artesano.

Cómo reconocer un buen helado

Todos nosotros nos relacionamos con el mundo exterior a través de nuestros sentidos.

En conformidad con la percepción y la sensibilidad que tenemos hacia las cosas.

A la hora de apreciar y saborear un alimento, resultan fundamentales las integridades neuro-fisiológicas (olfato, gusto,vista) y el conocimiento educativo que tenemos respecto a lo que estamos comiendo.

Cada alimento tiene unas propiedades definidas como “Organolépticas”.

Estas son las que activan los sentidos de la persona que se aproxima a él y que le desencadenan unas reacciones a nivel neuro-ormonal.

El olor, el color y, en segundo lugar, el sabor contribuyen a activar el arquetipo cerebral referente a lo que estamos comiendo, permitiéndonos de reconocer y definir la artesanía.

A la hora de evaluar un buen helado, no tenemos que olvidar nunca que este representa la mezcla de unos cuantos ingredientes con diferentes propiedades organolépticas, que generan un alimento totalmente distinto en el mapa de los alimentos.

Al sabor ademas, hay que añadirle las sensaciones paladares-táctiles de la cremosidad y la textura típicas de ese tipo de alimento.