Report From Panamá City

En los meses de Noviembre 2014 y Abril 2015, Gerogelato ha estado visitando la ciudad de Panamá, entrando en contacto con la realidad heladera en ese país tan atractivo para muchos inversores; un país que ofrece muchas oportunidades, al igual que, si no se le conoce bastante, esconde muchas área grises con las que hay que tener cuidado.

Por lo que a la Heladería Artesanal se refiere, Panamá representa un mercado en una condición de muy buena expansión, en el que, sin todavía existir lugares de excelencia, se pueden encontrar productos aceptables que los consumidores panameños parecen degustar con mucha avidez y curiosidad.

La gran mayoría de las Heladerías persiguen un modelo de negocio bastante clásico, orientado sobre todo a la clonación en franquicia, adaptándose a una aspiración típica de cualquier establecimiento de alimentación en el continente americano, que es la de crecer y reproducirse en el territorio en el que se desarrolla, sin además descartar jamás la idea de internacionalizarse; en ese sentido, está claro que muchos de los heladeros presentes en ese momento en Panamá, con el fin de dar espacio a ese tipo de negocio, están fabricando un producto con unas características típicas de franquicia y, por lo tanto, un producto bastante genérico que generan a partir de semielaborados y que les permite poner en marcha un método de trabajo sencillo y no profesionalizado, que además satisface la escasa mano de obra capaz.

Saliendo a las calles o visitando los centros comerciales, se encuentra uno con franquicias surgidas en Panamá, cuales “Gelarti” y “Dolce Idea”  y también con franquicias de derivación europea, cuales “Ferretti”, que está haciendo un muy buen trabajo en Panamá City, sin tener un producto particularmente atractivo y que pero no se queda atrás de las otras heladerías, que no brillan por un producto excelente.

En realidad, si quitamos la heladería “                         “, ubicada en el casco antiguo de la ciudad, y que utiliza elementos saborizantes naturales, sin atarlos de todas maneras a una buena estructura de producto, el resto de las heladerías, en el tentativo desesperado de desarrollarse en franquicia, acaban proponiendo unos helados bastante mediocres, que tanto en saborización como en personalidad, resultan bastante decepcionantes a un paladar un poco más sofisticado.

Se echa de menos al final, una buena Heladería Artesana, capaz de elaborar un producto en condiciones utilizando una buena materia prima, que si se puede conseguir en el mercado panameño, sin recurrir a los semielaborados de derivación industrial; en Panamá hay buena leche entera de vaca, hay fruta tropical en excelentes condiciones, hay cacao y derivados provenientes de los mercados del área del Caribe, en fin, hay todos los elementos para poder producir una gama de helados de buena calidad, en un contexto económico y climático muy favorable.

 



0 Comments on "Report From Panamá City"

Deja un comentario

All Posts