fbpx
Llámanos en España: (34) 619 782 042

Pon un helado en tu vida

A mucha gente le gusta el helado. Mejor dicho. A mucha gente le encanta el helado.

Hoy en día se hacen helados de todos los sabores posibles por lo que siempre encuentras tu helado perfecto. También se hacen helados adaptados a cada tipo de persona para que cualquier persona con cualquier tipo de intolerancia pueda seguir disfrutando de ellos.

Ahora bien, el helado siempre se pone como algo extraordinario en nuestra vida, como un premio o algo que comemos para premiarnos a nosotros mismo. Solemos buscar excusas para comer helado, pero ¿Sabéis qué? ¡No nos hacen falta excusas!

Para empezar el helado no engorda tanto como pensábamos y además el helado cuenta con una larga lista de beneficios para nuestra salud. Uno de sus principales ingredientes es la leche (o cualquier sustitutivo de ésta) por lo que es rico en calcio. Los helados con base leche pueden llegar a aportarnos el 15% del calcio diario que necesitamos. Pero no es sólo por el calcio. ¿Sabías que el helado es fuente de vitaminas y minerales? Vitaminas como la A, B6, B12, C, D y E, además contiene minerales tipo el fósforo y el calcio ya mencionado.

Los beneficios no son sólo del tipo físico. Está demostrado científicamente que comer helado es bueno para nuestro ánimo, es decir, nos hace “feliz” comer helado. La causa exacta es porque el helado es rico en el aminoácido triptófano que nos sube los niveles de serotonina, la famosa “hormona de la felicidad”.

Otro efecto para nuestro bienestar es que el helado reduce nuestro nivel de estrés tanto físico como emocional ya que algunos de sus componentes, como el chocolate, la caseína o los azucares, nos ayudan a la producción de endorfinas o las llamadas “hormonas del placer”.

El helado es una fuente de hidratación y nos ayuda a refrescarnos durante los meses más calurosos ya que su contenido en agua es muy alto por lo que nos ayuda a atemperarnos.

Cuando los helados contienen extras, como trozos de frutas, a sus beneficios naturales hay que sumarle los de otros productos. Hecho importante porque a veces cuando no conseguimos que lo más pequeños coman la fruta suficiente, un helado con fruta natural es una opción perfecta. Además, el helado no contiene calorías vacías, contiene las proteínas y vitaminas apropiadas que convierte al helado en un postre ideal para los niños.

Si comenzamos a desmontar el mito de los helados engordan hay que comentar que los helados elaborados de forma artesanal sólo contienen un 6% de grasa en su composición por lo que es un producto con una cantidad de grasa completamente aceptable en una dieta saludable.

Hoy en día, existen las versiones light con sabores exactamente iguales a los normales que hacer a estos helados aptos (si se consumen con moderación, por supuesto) para personas diabéticas o que quieran vigilar su peso.

Un mito que hay que desmontar por completo es eso de que los helados provocan resfriados, es decir, lo de que sólo podemos comer helado en temporada veraniega. Eso es completamente falso, el helado se puede comer en cualquier época del año y por supuesto no son los causantes de los resfriados.

Con todo lo expuesto obviamente llegamos a la conclusión de que un buen helado artesanal es muy beneficioso para nosotros, pero por supuesto, con moderación. Todo en exceso es malo, pero hay otros productos que consumimos con más asiduidad que son más perjudiciales para nosotros, por lo que no te olvides y pon helado en tu vida. Los helados son capaces de animar hasta el día más gris.

Abrir chat
Hola 🙂
Soy Tatiana ¿En que puedo ayudarte?
Powered by
X