Come helado todo el año
Llámanos en España: (34) 619 782 042

Come helado todo el año

El helado, ese postre tan dulce como gélido que disfrutamos a todas horas en verano. Hoy en día los podemos encontrar de todos los sabores, formas y colores. Desde el clásico helado de turrón hasta los novedosos cucuruchos con helado de tortilla de patata, tequila o anchoas.

Hay tantos helados como gustos, pero los clásicos nunca fallan; chocolate, stratachela, vainilla o dulce de leche. ¡Es difícil decantarse por uno solo! Este año las heladerías han cerrado con un gran final del verano que ha compensado con el inicio de una primavera de dudoso clima y en la que parecía que los españoles no dábamos el paso de comenzar a llenar nuestros congeladores de polos, tarrinas y sándwiches.

La temporada heladera se ha cerrado con una facturación de más de 500 millones de euros en España y todo apunta a que a final de año, se habrán vendido 250 millones de unidades. Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el año pasado los españoles consumieron un total de 126,3 millones de kilogramos de helado, 2,3 millones más que en 2014.

Los valencianos, adictos al helado

El caloret está presente gran parte del año en la Comunidad Valenciana. El solecito, la playa y las terrazas son el ecosistema ideal para consumir helado a todas horas, independientemente de la época del año. Y es que, según datos del Ministerio de Agricultura, la Comunidad Valenciana es la mayor consumidora de helado de España, nada más y nada menos que 214 bolas de helado por habitante. Madrid, Baleares y Canarias son las otras tres comunidades que más helados toman, al contrario que Cantabria, Castilla y León y Extremadura, que parecen ser más reacias a este manjar.

El problema viene cuando se acaba el calor y comienza la época de ‘mantita y peli’, en la que el chocolate y los churros comienzan a sustituir progresivamente al helado. Es por eso que las empresas del sector quieren comenzar a seducir a los consumidores durante el resto de estaciones del año, y dejar así de ser un producto de temporada.

Para eso, se han inventado diferentes fórmulas de atracción que juegan, sobre todo, con las nuevas texturas y sabores, siempre en un envase sugerente que invita a disfrutar de este postre independientemente del mes del año.

Helado a la plancha y cucuruchos minis

Internet ha sido testigo de cómo, en algunas heladerías tailandesas, se realizaban los helados en una plancha. Los llamados ‘helados fritos’, se fabrican sobre una plancha a menos 40º, en la que echan un líquido del sabor que se desee y se va extendiendo con una espátula hasta que, en pocos segundos, se convierte en una deliciosa lámina que enrollan y meten en una tarrina con todo tipo de florituras. Esta técnica de fabricación permite contemplar al cliente en directo el proceso de solidificación del helado y además suele ser un espectáculo bastante llamativo. Ya se ha comenzado a extender por EE.UU e incluso en Madrid, existen ya varias heladerías que lo practican.

Los mini-cucuruchos son otro de los productos estrella para este invierno, y es que a todos nos apetece de vez en cuando un capricho helado entre horas. El ‘snacking’ está causando furor y parece que estas mini delicias han venido a invierno para quedarse.

INFORMACIÓN

Recibe información de nuestros cursos de Heladería Artesanal

1
Hola 🙂
Soy Tatiana ¿En que puedo ayudarte?
Powered by
X