Artesanía y Modernidad

En el mercado de hoy en dia el concepto de heladeria artesanal ya no está percibido por los consumidores de la misma forma que hace unos años; a la imagen tradicional de una heladeria artesanal como un lugar donde se elabora un producto casero (según recetas y párametros tramandatos de padres en hijos) se va substituyendo la de la heladeria artesanal como una empresa de hostelería llevada por un equipo de profesionales.
Estos profesionales, a través de medios tecnológicos modernos y eficaces, fabrican un producto de alta calidad y valor nutricional según parametros técnicos científicos y sanitarios específicos, proponiendo a los consumidores un helado único en sabor y textura y, sobre todo, alternativo al helado elaborado con de procesos industriales.
Lejos de ser un laboratorio nuclear, la heladeria artesanal se convierte en un espacio divertido y atractivo donde el público puede encontrarse a gusto consumiendo un producto sano y equilibrado, atendido por profesionales educados al significado y al valor de un buen helado.

Para lograr esos ojectivos, una heladeria artesanal necesita unos buenos astilleros donde criarse para navegar en las dificiles aguas del mercado de la alimentación; los astilleros se traducen en aportación de servicios fundamentales cuales:

  • Estudio previo del target e del mercado de referencia.
  • Estudio del concept y del mix comercial
  • Formación profesional en lo relacionado a la producción, la venta y la gestión.
  • Projectación y realización de la heladeria según parámetros económicos de rentabilización.
  • Start up para la optimización de las reglas de funcionamiento